El planeta asiste este miércoles a una conjunción astral inédita en 152 años: hoy 31 de enero de 2018 coinciden en el cielo una ‘luna azul’, un eclipse lunar y una superluna.

Millones de personas aguardan al eclipse total de la llamada superluna azul, la segunda luna llena del mes y en su posición más cercana a la Tierra. El fenómeno se podrá ver principalmente desde Norteamérica, Asia y Oceanía; y en todo el mundo en directo a través e internet.

La trilogía de eventos astronómicos se contemplará antes del amanecer del 31 de enero en América del Norte, Alaska y Hawái, mientras que en partes de Rusia, Asia oriental y Oceanía lo verán en la noche de ese mismo día e incluso en la madrugada del 1 de febrero.

Cómo ver la luna de sangre

Siempre que las condiciones atmosféricas acompañen, los aficionados podrán ver cómo la luna se tiñe de color rojizo sin necesidad de usar gafas especiales, como en el caso de los eclipses solares. Los eclipses lunares ocurren cuando la Tierra se encuentra entre el Sol y su satélite, lo que -a diferencia de los solares- es visible desde cualquier lugar del mundo una vez la Luna esté sobre el horizonte en el momento del fenómeno.

Durante la totalidad, la luna entera se encuentra dentro del cono de sombra aunque no desaparece de vista, sino que adquiere una tonalidad cobriza, razón por la que algunos medios y en la redes sociales la bauticen como «luna de sangre». Esto ocurre porque la Luna refleja la luz roja del Sol refractada por la atmósfera terrestre, que solo filtra los componentes azules.

«La intensidad del color rojo de la luna durante un eclipse dependerá directamente de la cantidad de polvo existente en la atmósfera de la Tierra», explicó en un artículo de opinión el español Ángel López-Sánchez, portavoz del Observatorio Astronómico Australiano (AAO, siglas en inglés). López-Sánchez precisó que «con poco polvo será una bola brillante naranja, con mucho polvo parecerá una bola negra».

Esta superluna es la tercera de una serie de ‘superlunas’, situación en que el satélite está en el punto más cercano a la Tierra de su órbita, conocido como perigeo, y aproximadamente un 14% más brillante que de costumbre.

 

También es la segunda luna llena del mes, comúnmente conocida como ‘luna azul’. Además, la superluna azul pasará a través de la sombra de la Tierra para dar a los espectadores en el lugar correcto un eclipse lunar total, el primero de este 2018. Mientras que la Luna está en la sombra de la Tierra, tomará un tono rojizo, conocido como ‘luna de sangre’.

El misticismo de la Luna llena:

Igual que la Luna Roja, la luna llena también está rodeada de mitos y creencias que

  • Fertilidad: Muchas mujeres están convencidas que la presencia de una Luna llena influye en la concepción de niñas.
  • Luna más femenina: Los ciclos lunares por tener una duración de 28 días coincide con el ciclo menstrual de las mujeres, es por ello, que su vinculación con el género femenino ha sido mucho más relevante que en el caso de los hombres.
  • Salud mental: Cuando una persona habla incoherencia en noche de Luna llena se dice que está “lunatico” eso ocurre en su mayoría en Colombia y Venezuela debido al intercambio cultural que ambas naciones han compartido desde hace más de 200 años.
  • Cortarse el cabello: Muchos aseguran que cortarse el cabello durante la Luna Llena hace que el cabello crezca con mayor rapidez.
  • Pasión y romanticismo: Hasta la fecha no se ha confirmado cientificamente si la Luna llena aumenta la pasión, el romanticismo y sensualidad entre parejas.
  • Matrimonio: Dicen que casarse bajo plena luz de Luna llena influye en la duración del matrimonio.