Sabemos de DTG

La importancia del mantenimiento en DTG

.

La industria del DTG es un negocio lucrativo, que te deja buenas utilidades, pero debes tener en cuenta que estos equipos son delicados y requieren un mantenimiento cuidadoso para mantenerlo en buenas condiciones. Cuando dispones de un solo equipo DTG y éste presenta fallas, resulta catastrófico ya que le quedas mal a tus clientes y/o el resultado final del estampado se puede ver comprometido generando problemas en tu negocio.

Una maquina DTG es un equipo compuesto de varios sistemas mecánicos y electrónicos que requieren de un mantenimiento preventivo periódico para su correcto funcionamiento. Una cosa importante es que debes aprender a conocer las principales partes y sistemas de tu equipo y que función cumplen, esta información la podrás encontrar en los manuales de operación y mantenimiento suministrados por el fabricante de la máquina y a medida que vas usando el equipo. Esto es muy importante para que en el momento de tener alguna falla poder hacer un diagnóstico de lo que puede estar sucediendo y tratar de resolverlo, ya que muchas veces son problemas sencillos que con un conocimiento básico del equipo puedes tú mismo solucionar. Lee cuidadosamente el manual suministrado por el fabricante para tener en cuenta todas las recomendaciones y cuidados importantes para mantener el equipo en buenas condiciones de operación.

.

.

Si ya tienes en tu negocio equipos de impresión como plotters, impresoras para sublimación, etc., te será mucho más fácil solucionar cualquier falla en DTG, pero si no, lo mejor es pedir ayuda a un técnico especializado cuando se presente algún inconveniente.

Las tintas DTG son sustancias que tienden a secarse rápidamente generando una especie de pelicula plastica, y puesto que las tintas están presentes en varios elementos de la impresora, como tanques de almacenamiento, mangueras, cartuchos, dámpers, cabezal, y sistema de limpieza del cabezal, con el tiempo todos estos elementos están expuestos a ir acumulando tinta  que se puede solidificar sin un adecuado mantenimiento, ocasionando problemas de taponamiento u obstrucción de los sistemas  y por supuesto fallas en el equipo. De ahí que se requiere implementar rutinas de mantenimiento preventivo.

Así que no descuides tu equipo, haz siempre las actividades de limpieza y mantenimiento recomendadas y evita dolores de cabeza.