Pasos para estampar con DTG

.

El resultado final de las camisetas personalizadas mediante DTG, puede tener muchas variaciones, dependiendo de la máquina que utilice, el tipo de camiseta, el proceso de preparación de la prenda, la preparación del diseño, el RIP usado (Procesador de imágenes rasterizadas), la experiencia del operador, entre otras, sin embargo, basados en nuestra experiencia y apoyo de fábrica FIREBIRD en USA, damos a conocer los pasos que se deberían realizar para obtener un excelente resultado:

.

Lo primero es el proceso de aplicación de pretratamiento DTG, para lo cual tenemos un apartado especial donde se detalla todo lo referente a esta importante etapa. Dar Click en el siguiente enlace: Pasos para aplicar pretratamiento.

.

El segundo paso consiste el colocar la prenda en la bandeja de impresión; verifique que la prenda quede tensada y lisa sin arrugas o protuberancias además de centrada. Se recomienda dejar una separación entre 4 y 5 milímetros entre la prenda y el cabezal de impresión para obtener mejor definición en el estampado. Una separación mayor hará que los chorros de tinta se dispersen y el estampado quede algo difuso, y una separación menor puede ocasionar roces con la prenda que pueden afectar el buen funcionamiento del cabezal y/o manchas en la prenda. Revise que la bandeja este bien ajustada de tal manera que al momento de imprimir no se transmitan vibraciones que afecten la impresión.

Tercero, configuración del RIP (software). El RIP juega un papel fundamental en el resultado del estampado. En el RIP, se pueden hacer distintas configuraciones dependiendo del diseño que se desee estampar como por ejemplo cantidad de tinta a usar, manejo de transparencias y difuminados, cantidad de tinta blanca a usar en la base, resolución de impresión, intensidad de los colores, numero de pasadas de tinta, efectos especiales para fotografías entre otros, además de tener funciones especiales para mantenimiento de la máquina y cálculo de costos, por ejemplo.

Existen muchas fabricantes de RIP’s como EkPrint, WhiteRIP, Acrorip etc, y existen versiones de cada fabricante dependiendo de la máquina que se tenga. Nuestra intención no es explicar cómo manejar cada uno de ellos ya que el manejo es muy diferente entre ellos, sino más bien dar a entender que el RIP influye enormemente en el resultado final del estampado, y que existen unos con muchas más opciones que otros, claro que la configuración del RIP va de la mano con como se haya preparado el diseño en su editor de imágenes. (ver sección preparación del diseño). Recomendamos hacer muchas pequeñas pruebas con las diferentes opciones que ofrece su RIP, para de esta manera saber que hace cada una de ellas y como hacer la configuración dependiendo del tipo de diseño que desee estampar.  Por ejemplo, no es lo mismo estampar un diseño generado a partir de vectores con bordes definidos y sólidos, a estampar un diseño generado a partir de imágenes y con difuminados o transparencias, cada uno de estos tiene una configuración diferente.

Cuarto y último paso, una vez impresa la camiseta se debe termofijar, durante 40 segundos a 166ºC (330ºF) a una presión baja. Termofijar a una presión alta, hará que el estampado se apague un poco. Debe tener en cuenta que muchas veces ocurre que el termostato de la termofijadora no esta calibrado arrojando una falsa lectura en el display, por lo que se recomienda validar la temperatura con un termómetro infrarrojo. Asegurar esta temperatura es clave para garantizar que los pigmentos adhesivos inmersos en la tinta se activen y se adhieran firmemente a las fibras de la tela y prolonguen mucho la vida del estampado. Una baja temperatura baja temperatura en el termofijado hará que el estampado se caiga prematuramente, y una temperatura muy alta puede ocasionar agrietamientos o escamación en el estampado.

Recomendamos que una vez satisfecho con los resultados de impresión, someter la prenda a pruebas de lavado para validar que el proceso ha sido exitoso.